LLUVIA DE ESTRELLAS

Algunas noches observando el firmamento podemos distinguir durante unos pocos segundos el veloz tránsito de una \”estrella fugaz\”, un pequeño fragmento de roca o metal – la mayoría pesando apenas algunos gramos – vagabundos en el espacio exterior que son atraídos por la gravedad de nuestro planeta y que entran en incandescencia al entrar el contacto con la atmósfera desintegrándose completamente a grandes alturas. Los de mayor tamaño pueden ocasionalmente impactar la superficie terrestre y se denominan meteoritos.

En ciertas épocas del año este fenómeno es más frecuente, precisamente cuando la Tierra se aproxima a la órbita de un cometa . Los cometas en su periódico tránsito alrededor del Sol despiden a lo largo de su trayectoria un continuo rastro de material y cada vez que nuestro planeta pasa a través de estas zonas se produce lo que comunmente se llama \”lluvia de estrellas\”. Esto significa que la Tierra intercepta la órbita de estos cometas en las mismas fechas cada año.

Las lluvias de meteoros toman el nombre de la constelación donde se encuentra su radiante. Las Leónidas, por ejemplo, parecen surgir de la constelación de Leo.* *

 

Puede sorprendernos que ya en el siglo X los astrónomos chinos notaran que en esta época del año aparecían por el cielo un gran número de /estrellas invitadas/, que hoy sabemos asociadas a las Leónidas. Fue sin embargo, la observación del 13 de noviembre de 1833, una de las más copiosas de la historia y que llegó a hacer creer a muchos de la

 *llegada del fin del mundo*, en esta se llegaron a contar hasta ¡¡

240.000!! meteoros en una noche. Se han producidos Tormentas meteóricas leónidas en los años 902, 931, 934, 1002, 1101, 1202, 1366, 1533, 1602, 1698, 1779, 1883, 1866,1966, 1999 y 2001

Aunque son varias las lluvias de estrellas que se presentan a lo largo del año, las más conocidas son las Perséidas, denominadas así porque el radiante de meteoritos pareciera provenir de un punto del firmamento localizado en la constelación Perseo. Se observan del 10 al 15 de agosto de cada año y normalmente con excelentes condiciones de visibilidad se pueden contar en su máximo de actividad entre 60 y 120 meteoritos en una hora siendo uno de los más fascinantes espectáculos. Están asociadas a la trayectoria del Cometa Swift-Tuttle, un viajero que tarda 135 años en completar su jornada orbital. Son llamadas Lágrimas de San Lorenzo por haber sido observadas luego del martirio de este santo, el 10 de agosto del año 258 d.C.

También en muy raras ocasiones una lluvia de estrellas puede alcanzar una fenomenal intensidad hasta contar cientos o quizá miles de meteoritos en una hora. Esto ocurre cuando la Tierra precisamente cruza por el denso y delgado filamento central de la trayectoria del cometa generándose una verdadera \”tormenta\” de meteoritos. Los astrónomos calculan que el máximo de la lluvia de las Perseidas se producirá entre el 11 y el 13 de Agosto, con mayor intensidad en las horas previas al amanecer del 12 y del 13.

Las Leónidas muestran un pico de actividad cada 33 años debido a que el polvo del cometa Temple-Tutte no esta distribuido homogéneamente a lo largo de su órbita. En años normales, las Leónidas producen tasas del diez a quince meteoros por hora pero en los periodos de tormenta meteórica, según los registros, se han observado hasta mas de 1000 meteoros por hora;

Anuncios

3 pensamientos en “LLUVIA DE ESTRELLAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s